Por primera vez en la historia del Mundial de Fútbol de la FIFA, una mujer ofició de árbitro en un partido. Se trata de Stephanie Frappart, quien fue designada como cuarta jueza en el duelo entre México y Polonia.

La francesa Frappart se convirtió hoy en la primera mujer en participar como árbitro en un partido oficial de la Copa del Mundo. En esta ocasión se desempeñó como cuarta árbitra en el enfrentamiento entre las selecciones de México y Polonia, quienes empataron en cero y dieron un respiro al conjunto argentino.

En el encuentro, la acompañaron los australianos Chris Beath, árbitro principal; Anton Schetinin y Ashley Beecham como jueces de línea. Asimismo, en el VAR, el encargado fue Shaun Evans y en el AVAR el colombiano Nicolás Gallo. Juan Soto de Venezuela y Martín Soppi de Uruguay también figuraron en la cabina del videoarbitraje.

Además de Frappart; Salima Mukansanga, de Ruanda; y Yamashita Yoshimi, de Japón; han sido nombradas para conducir los encuentros junto con tres árbitras asistentes. No obstante, este no es el primer torneo de nivel internacional que arbitra, también fue la primera mujer en oficiar un partido de la Liga de Campeones masculina en 2020. Además, ha dirigido encuentros de la Ligue 1 francesa y de la Europa League.