Un albergue de calle Santiago al 700 necesita de la colaboración de los tucumanos. VOVE Tucumán dialogó con Benjamín Ramallo, quien nos comentó que se trata de un lugar que se gestiona sin ningún recurso del Estado. Por esta razón, y ante la llegada del invierno, la ayuda de todos los ciudadanos es clave para que este sitio pueda seguir brindando contención a las personas en situación de calle.

«El albergue es autogestionable, nadie nos ayuda económicamente. Nos donaron unas cuchetas y unas frazadas desde el Ministerio de Desarrollo. Pero en realidad necesitamos muchas más frazadas porque con una no hacemos nada, necesitamos dos o tres por cama», explicó.

En este sentido, remarcó qué es lo que más está necesitando este albergue al día de hoy. «La colecta viene en orden de prioridades: ropa de abrigo, calzado, ropa de cama de abrigo, productos de higiene personal, productos de limpieza que usamos un montón. Lo que más estamos gastando es para solucionar esto», indicó.

En cuanto a los alimentos, se solicita colaboración en productos «para el desayuno como ser galletas, mantecas, azúcar y café». «Por ahí son como lujos, pero apelando a la solidaridad creo que se puede conseguir. La gente puede poner un poquito y hacer más llevadera la vida a la gente de calle», afirmó.

Por otro lado, Ramallo también detalló que se necesitan voluntarios que puedan colaborar en la limpieza del lugar. «Básicamente es para la limpieza o para el cierre de la jornada que es a la mañana. También si alguien quiere hacer escucha consciente que es sentarse, compartir con ellos y escucharlos. El simple hecho de ponerle un poco de atención ya creemos que es de bastante ayuda», concluyó.