Sergio Massa asumió ayer como nuevo ministro de Economía de la Nación. Luego del breve acto, el tigrense anunció las primeras medidas de su gestión. En el eje de “orden fiscal”, el nuevo integrante del Ejecutivo detalló que la segmentación de tarifas de energía tendrá un tope de consumo, lo que dejaría sin estos a más de 300.000 usuarios tucumanos.

En su exposición, el titular de hacienda dijo que 4 millones de hogares renunciaron a usar la subvención (al no completar el formulario RASE). En ese aspecto, advirtió que “vamos a promover el ahorro de consumo” con un gasto subsidiable de 400 kWh por mes. Aquellos medidores de luz que superen esa línea quedarían sin gozar de los subsidios, independientemente de que se hayan inscrito en la nueva segmentación.

De acuerdo a las métricas realizadas por el Ente Único de Control y Regulación de los Servicios Públicos de Tucumán (ERSEPT), en la provincia, solo la categoría residencial más baja: casas y departamentos (T1R), consumió en enero 384,6 kWh.