Ezequiel Alarcón fue absuelto hoy por la Justicia en el caso en el que estaba imputado como partícipe del robo seguido de asesinato contra el policía José María Concha. El efectivo de seguridad murió el pasado 7 de septiembre de 2017.

Esa noche, el policía se dirigía en su moto cuando fue emboscado por tres personas que pretendían llevarse su vehículo en Los Pocitos, Tafí Viejo. Concha se resistió al intento de robo y se tiroteó con los delincuentes, fue herido de bala y murió en la madrugada del día siguiente en el hospital Avellaneda.

Por el episodio, dos jóvenes debieron ser asistidos en el centro asistencial por heridas de bala y luego quedaron detenidos. Alarcón y Franco Vázquez fueron imputados en la causa y cumplieron 18 meses de prisión preventiva. Desde fines de 2019 esperaban en libertad el proceso oral y público. Vázquez fue asesinado en abril de este año, por lo que solo quedaba resolver la situación judicial del otro acusado.

Finalmente, hoy se conoció la sentencia y la Justicia determinó que Alarcón quede en libertad ya que no se encontraron elementos para vincularlo al crimen del policía.