El gobernador Osvaldo Jaldo recorrió hoy jueves los trabajos de construcción de la nueva cárcel que estará ubicada en la localidad de Benjamín Paz. Junto al ministro de Obras Públicas, Fabián Soria, vieron con buenos ojos el avance de obra.

La prisión contará, en una primera etapa, con 1.000 plazas nuevas ubicadas en un predio de 22 mil metros cuadrados. Al respecto, el mandatario expresó que “es una de las obras más importantes que tenemos en volumen y presupuesto en Tucumán. Con agrado vemos el avance de este sistema penitenciario. Comenzamos hace 60 días y están trabajando 200 personas, 18 equipos viales y 20 camiones. A esto se suma un gran material acopiado”.

En este sentido resaltó que “a pesar de los problemas que hay en el país y el mundo, en Tucumán seguimos haciendo obras. En este caso, entra dentro de una planificación de un sistema carcelario. Después de 100 años tenemos una política carcelaria”.

Además, aclaró que la construcción se acopla a otros proyectos. “Con las 1.000 plazas que tenemos acá, más las 250 por alcaldía, tendremos 1500 plazas nuevas en la provincia”, expresó.

Por su parte, Fabián Soria expresó su aprobación por la velocidad de la edificación. “Nos sentimos satisfechos con ver el avance que tiene: va en el ritmo preestablecido de cuando salió la licitación. Además, poder ver la cantidad de empleados, que hoy son 200, pero en breve van a ser 400, y ver las máquinas trabajando en un contexto que está difícil por la situación económica, es una satisfacción”, resaltó el funcionario.