El fotógrafo y periodista Ulises Flores entró al baño un momento y, cuando salió, se dio cuenta de que un ladrón había entrado a su casa: le robó su equipo de fotografía, por un valor de mercado de entre $200.000 y $ 300.000.

“Todo sucedió en un instante, mientras estaba en el baño. Lamentablemente no logré ver al delincuente porque me di cuenta recién luego de unas horas. Pasó a la cuatro o cinco de la tarde”, explicó Flores. “Me siento ultrajado, desmotivado”, comentó el fotoperiodista a VOVE Tucumán. En sus redes, además, compartió distintas fotografías con precisiones con los elementos sustraídos, para intentar recuperarlos. «El hecho ocurrió el sábado pasado» dijo y añadió un mensaje: “no compren equipos robados”.  

“No pierdo la esperanza. Soy muy creyente. Confío en Dios y en la Justicia que, tarde o temprano, llega”, comentó. El delito ocurrió en Barrio Sur, a seis cuadras de la Plaza Independencia.

Los equipos hurados, de acuerdo a su publicación, fueron una cámara sin espejo Nikon, modelo z50 DX-Frmt ML Camera Body type II. Número de seri 30274365; un anillo adaptador FTZ Mount Adapter; objetivos TeleZoom Sigma 1750 2.8, 50mm Nikon 1.8, 35-70mm 3.5 y otro de 25mm 1.8 fijo; y tres flashes marca Yongnuo modelo YN560.