El pasado 28 de julio inició el juicio por el homicidio de Mariela Márquez, que falleció tras recibir un disparo en la cabeza por parte de Gerónimo Helguera. La víctima y el asesino no se conocían y, según los testigos que se encontraban en el lugar del hecho, Helguera no dijo ni una palabra tampoco. Simplemente subió al primer piso, sacó un arma de fuego de su mochila y le disparó a la cabeza. El juicio ingresó en su etapa final y el lunes se conocerá la sentencia.

«Se trata de un hecho de extrema e inusitada gravedad. Hablamos de un tirador preparado y dispuesto a cometer una masacre. Vamos a demostrar que Helguera actuó de manera calculada, planificada y con una cabal comprensión de la criminalidad del acto y de la dirección de sus acciones», sostuvo el fiscal Pedro Gallo, a cargo de la Unidad Fiscal de Atentados Contra las Personas.

Cabe destacar que este viernes declaran los últimos dos testigos y el lunes que viene están previstos los alegatos de clausura y la sentencia del Tribunal. En total, son casi 20 testigos los que declararon en la causa.