En horas de la mañana, la Policía Federal detuvo al conductor y cantante Marcelo “Teto” Medina. Está acusado de usurpación a la autoridad y título, abandono de persona y reducción a la servidumbre. La estrella televisiva de los 90 formaba parte de una comunidad terapéutica orientada a pacientes con adicciones.

De acuerdo a las primeras informaciones, Medina estaría involucrado en la causa por asociación ilícita, abandono de persona en clínicas de rehabilitación y reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral. El conductor pertenecía a un centro de rehabilitación denominado “La razón de vivir” en donde participaba como “operador socioterapéutico”.

En este marco, la policía bonaerense y fuerzas nacionales realizaron alrededor de 21 allanamientos, donde encontraron a unas 200 personas cometidas a labores de servidumbre. Además del conductor, se registraron al menos otros 16 arrestos por la misma causa.

Luego de la requisa, la División de Delitos Cibernéticos contra la Niñez y Adolescencia de la Policía Federal Argentina, trasladó al Medina de su casa en el barrio porteño de Palermo. Los investigadores sospechan que hay otros centros terapéuticos de este tipo en el interior de Buenos Aires y en Córdoba.

to