En la mañana de hoy, el Ministerio Público Fiscal (MPF), condenó a una familia por asesinato. Cinco de sus miembros llegaron a esta instancia, acusados de ser coautores del delito de homicidio. Según la investigación, le dieron una brutal golpiza a un chico de 15 años y a Alfonso Ariel Leguizamón (33), quien falleció días después en el hospital. Ocurrió en la madrugada del 31 de julio del año pasado, en inmediaciones de calle Bernabé Aráoz al 1400, al sur de San Miguel de Tucumán.

El MPF arribó a un acuerdo de juicio abreviado, con la parte querellante y las defensas técnicas. Los acusados fueron Luis Alberto Rivadeneira (31), su pareja Marina Enriqueta Silva (23) y su hermana Mabel Alejandra Rivadeneira (30). Esta última es, a su vez, tía de Hugo Daniel Ávila (26) y un adolescente que al momento del hecho tenía 17 años. La causa es llevada adelante por la Unidad Fiscal de Homicidios I, al mando de Ignacio López Bustos.

El auxiliar del fiscal, Guillermo Di Lella, fue el encargado de plantear los puntos del convenio. Luego que narrara el hecho y enumera las pruebas recolectadas para probarlo, los imputados reconocieron su participación y culpabilidad. Las partes pactaron la pena de prisión de tres años y seis meses de cumplimiento efectivo para Rivadeneira, Silva y Ávila. En cuanto al adolescente imputado, solicitaron que se declare su responsabilidad penal. Al tratarse de una persona menor de edad en ese entonces, se postergará el debate respecto a la pena.

La jueza interviniente resolvió aceptar el acuerdo de juicio abreviado. Ordenó el inmediato traslado de los condenados al penal de Villa Urquiza y a la Unidad N.º 4 (Cárcel de Mujeres). Mientras que el joven continuará alojado en el Instituto Roca, al menos por veinte días más.