Tras la orden de detención emitida por la Justicia, Sebastián Belgno se entregó a la Policía. El hombre, imputado en la causa por la muerte de la joven Noelia Sosa, bajo los cargos de «lesiones leves agravadas», se presentó en la División Violencia de Género contres abogados.

Cabe destacar que, tras la orden judicial, los policías allanaron la vivienda del hombre en Trancas pero este no se encontraba. De igual modo, se procedió al secuestro de cinco celulares, una escopeta con los números ilegibles y tres cajas de cartuchos para escopetas de diferentes calibres.

Finalmente, según informaron las autoridades de seguridad, minutos después de regresar a la base, los efectivos de la División Violencia de Género se vieron sorprendidos con la presencia del hombre quien llegó a la dependencia acompañado de tres abogados.