A dos semanas de haber iniciado los incendios en Jujuy, se registran cerca de 8.000 hectáreas perdidas en la región de las Yungas. Actualmente, hay numerosos focos activos. Debido a esto, bomberos y brigadistas trabajan para reducir el avance del fuego y apagarlo.

Fuentes de la Dirección de Incendios de Vegetación y Emergencias Ambientales de Jujuy, informaron que ya son 7.800 las hectáreas de bosques y pastizales que se quemaron en la región de las Yungas. Específicamente, en la zona reconocida por el Parque Nacional Calilegua. Al respecto, se detalló que uno de los frentes se encuentra en la localidad de Yuto. Y, para “afianzar el perímetro del incendio, se realizó poco más de 8 kilómetros de línea”.

Como parte del trabajo que llevan a cabo a diario, los bomberos decidieron concretar una línea de defensa. Entonces, 18 brigadistas ingresaron a Zanjón Seco mientras que, otro grupo fue helitransportado hacia un nuevo sector. De hecho, se tuvo que crear un helipunto nuevo, para obtener una mejor operatividad y efectividad.

Debido a los incendios, el Gobierno de Jujuy declaró el “Estado de Emergencia Ígnea” en toda la provincia hasta el 31 de marzo de 2023. Además, creó un “Comité de emergencia” y triplicó el valor de las multas para quienes sean detectados como autores de dar inicio a un incendio.