En un allanamiento llevado a cabo esta tarde en una vivienda cercana al barrio Amalia, efectivos policiales secuestraron marihuana, cocaína, balanzas, dinero, un arma y varias herramientas. La medida judicial se enmarca en la nueva Ley de Narcomenudeo.

Dentro del domicilio, los uniformados encontraron 23 plantas de marihuana, 120 “ravioles” de cocaína, dos balanzas de precisión, dinero en efectivo, una escopeta calibre 16 y un automóvil. Además, se secuestraron diversas herramientas, hormas metálicas y una prensa hidráulica junto a un molde de hierro fundido con una imagen de un delfín. Estos últimos elementos serían utilizados para prensar la droga y poder ocultarla y trasladarla de manera más sencilla.

“En el marco de una causa por hurto, los efectivos de la Comisaría Primera, a cargo de Walter Salvatierra, efectuaron una investigación que derivó en este domicilio. Al tener la autorización judicial para ejecutar el allanamiento, se ingresó a la vivienda donde hallaron una cantidad importante de sustancias prohibidas: alrededor de 120 ravioles de cocaína. Además, balanzas de precisión, dinero en efectivo y cartuchos de arma de fuego”, detalló Damián Soria, a cargo de la Unidad Regional Capital.

A su vez, indicó que luego de la intervención del personal de la Dirección General de Drogas Peligrosas y de la fiscalía “se procedió al secuestro de las sustancias y de los otros elementos”. Señaló además que “está demorado el dueño de la vivienda esperando las directivas de las autoridades judiciales”.