Durante los últimos meses, Gladys «La Bomba Tucumana» se sometió a intensos entrenamientos y dietas estrictas. Llegó a bajar más de 20 kilos y sus cambios sorprendieron a sus seguidores.

En estos días, la cantante recibió invitaciones de muchos programas televisivos y distintos eventos en los interesados en su presencia. Producto de la gran demanda laboral, los entrenamientos debieron ser pausados.

Este jueves, la artista tucumana compartió junto con sus seguidores la vuelta a casa y el retorno de su actividad física. «Arranquemos hoy, porque ya venía bien vaguita», comentó Gladys en sus historias de Instagram.

También dejó en claro quienes son sus acompañantes musicales a la hora de entrenar. «Siempre escucho a Tyago, mi hijo, y al ‘Monstruo’ Sebastián», confesó la intérprete de La Pollera Amarilla.