Miguel «Tití» Fernández hizo una conmovedora publicación en su cuenta de Instagram para recordar a Sole, su hija fallecida hace ocho años en Brasil, mientras se disputaba el mundial. «Imposible describir lo que sentí, me paralicé, empecé a gritar que no podía ser«, escribió el periodista respecto del momento en el que recibió la que calificó como la peor noticia que recibió en su vida.

Esa mañana, según contó Tití, él estaba desayunando en Bello Horizonte esperando a su hija que viajaba desde San Pablo. Se habían despedido el día anterior en la cancha con un «hasta mañana», pero ese mañana nunca llegó. «En lugar de ella vino muy nervioso el Negrito Carneiro (camarógrafo que trabajaba con él), y me dio la peor noticia que recibí en mi vida, que hubo un accidente en la ruta y que en ese accidente había muerto Sole», narró Fernández. En cuanto a sus sensaciones, aseguró que repetía que «era un error, que no podía haber muerto mi hija».

El accidente había sido a 180 km de donde él se encontraba. Pese al mal momento, Tití destacó que «apareció la solidaridad de mucha gente» y comenzó el viaje a Oliveira.

El problema, claro, era cómo decírselo a Nora, su esposa, quien estaba en Miami. Al respecto, el periodista reveló que tuvo que mentirle y hablarle de un accidente grave por el cual Sole estaba «muy complicada», pero que la iban a trasladar en un avión sanitario e «iban a sacarla». A Nora tuvieron que sacarle el chip de su teléfono ya que la noticia circulaba por todos los portales y redes sociales. «El viaje (de vuelta de Nora) fue interminable», afirmó Tití.

Lo que siguió, fueron solo más momentos duros. Reconocer el cuerpo de su hija y hacer los trámites para llevarla a Buenos Aires significó para Fernández «mucho dolor y horas sufridas que me van a acompañar toda la vida«. Dentro de la trágica situación, el periodista destacó que gracias a la entonces presidenta de Aerolíneas Argentinas pudo trasladar el cuerpo esa misma noche.

Al final del posteo, el exparticipante de MasterChef escribió: «Otro día les sigo contando porque ahora no puedo. Sole, amor, ya pasaron ocho años y cada día te extrañamos más«.

Foto: TN.