Varios meses se cumplieron ya del momento más candente en los Premios Oscars de los últimos años. Todo inició cuando el actor estadounidense Chris Rock se presentó ante el público para anunciar la siguiente terna pero antes hizo un desafortunado comentario sobre la enfermedad de la esposa de Will Smith.

El ex príncipe de Bel Air se molestó mucho con el comentario y subió al escenario para abofetear al humorista, luego de advertirle verbalmente que no le habían gustado sus dichos. Pese a que el hecho sucedió semanas atrás, la polémica crece a pasos agigantados concluyendo con la prohibición del actor a los Oscars e ingresando a una clínica de rehabilitación para controlar el estrés.

Luego de varias semanas oculto, Will rompió el silencio y publicó un video a modo de disculpas para Chris Rock. «Chris, te pido perdón. Mi comportamiento fue inaceptable y estoy aquí cuando quieras hablar… Prometo que podremos volver a ser amigos de nuevo», expresó el artista.

El comediante no se hizo esperar e hizo eco de la situación mientras se encontraba realizando su show de Stand Up, Rock se subió al escenario del Teatro Fox de Atlanta, Estados Unidos, y mandó una indirecta para el protagonista del video publicado.

«Todo el mundo está intentando ser una puta víctima. Si todos dicen ser una víctima, entonces nadie escuchará a las verdaderas víctimas», expresó el actor. Si bien el Chris no mencionó directamente a Will, pero era bastante obvio que era dirigido para él, ya que todo ese monólogo no fue mencionado en shows anteriores.

Para respaldar su siguiente comentario, el artista hizo mención a una similar situación que vivió con Marion Suge Knight, jefe del sello discográfico Death Row Records y productor de algunas estrellas del hip hop como Dr. Dre o Snoop Dogg. «… Incluso cuando Suge Smith me pegó un tortazo, fui a trabajar al día siguiente, tengo hijos… Cualquiera que diga que las palabras duelen nunca ha recibido un puñetazo en la cara», señaló.