Carmen Barbieri vivió un tenso y preocupante momento mientras se encontraba al aire con su programa Mañanísima. La conductora entró en pánico al enterarse de que su hijo podría estar pasando un mal momento de salud.

Todo inició cuando la panelista del ciclo, Estefi Berardi, compartió información del joven influencer de la que su madre no estaba enterada. «Hablando de tu hijo. El finde hablé con Fede y él está súper bien, aclaro esto primero», adelantó la periodista.

Con espanto, Carmen le pidió a la joven que explicara un poco más lo que intentaba informar. «Me mandaron una foto de Fede en el médico, como en una guardia», reveló la panelista. Al oír de la situación, la conductora le preguntó muy preocupada: «¿Ahora?». «No, es viejo. ¡Te aclaré, Carmen, que estaba todo bien para que no te asustes!», expresó Berardi, intentando traer calma al estudio.

Sin embargo, el instinto de madre le brotó al instante. «¡Ay, me agarró de golpe! Me transpiré de golpe. ¡Te juro que me transpiré!», comentó la Barbieri de manera nerviosa.

Finalmente, la panelista aclaró Fede tuvo que visitar a su médico de confianza para realizarse estudio de rutina. Esto, con la intención de poder estar en perfectas condiciones físicas, para estar presente en el estreno de su nueva obra de teatro, Kinky Botts.