Uno de los escándalos más recientes en el mundo del espectáculo, fue la separación entre Pepe Cribián y su esposo Nahuel Lodi, a un mes de haberse casado. La ruptura ocurrió luego de que se viralizara un video donde se vio a Lodi cometiendo un acto de infidelidad en medio de una fiesta.

Días después de la difusión de las imágenes, el director de teatro había asegurado sentirse bastante dolido por lo sucedido y había echado de su casa al joven para después iniciar los papeles del divorcio. Sin embargo, pasó el tiempo y aparentemente renació el amor posteriormente a que los caminos de ambos volvió a cruzarse.

Durante las últimas horas, la pareja fue captada en la provincia de Córdoba, ciudad en la que Cibrián presentará su obra de teatro Drácula. Se los vio juntos y sonrientes, en el recinto donde se realizan los ensayos, como si nada hubiera pasado.

A través de las cámaras de Intrusos, el actor aclaró que el joven fue hasta Córdoba para arreglar las cosas con él y aseguró que hubo más polémica en los medios que en su propio círculo íntimo. «Siempre hay gente que genera ciertas polémicas y uno lo que tiene que hacer es callarse y punto. ¡No pasa nada! La gente sabe lo que tiene que saber. La gente es muy cálida conmigo», expresó.

En este marco, Pepe aclaró que en cuestiones legales está siempre acompañado de sus abogados, pero que en cuestiones sentimentales sabe muy bien lo que hace. «Hago lo que quiero y sé muy bien lo que hice», enfatizó.

Sobre el reencuentro de la pareja, los periodistas le preguntaron al director si esto significaba que ya estaba todo bien entre ambos. «Ya la vida lo dirá, no es grave. Nahuel vino de visita, a charlar y a que hablemos. No implica nada, es eso, una charla. No tengo por qué explicarle a alguien el porqué hago las cosas. Es mi vida y no me gusta que se metan», cerró.