La presidenta del PRO anunció que presentará un pedido ante la DEA para que detenga al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando ingrese a la Argentina para participar de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).  Patricia Bullrich acusa al mandatario venezolano de tener vínculos con el narcotráfico y con la FARC.

La exministra de Seguridad de la gestión de Mauricio Macri le envió un correo elecrónico a la Administración del Control de Drogas de EE.UU ya que hay un pedido de captura por la participación en el Cartel de los Soles. «Si alguien buscado en EE.UU. viene al país, las oficinas pueden actuar en la región para que sean extraditados», contó Bullrich.

La causa que está abierta en Nueva York y, según surgió de la investigación, involucra a grupos de oficiales del ejército venezolano vinculados  en diversas actividades criminales, dijo la titular del PRO. “Nos da lugar el acuerdo que tenemos con Estados Unidos sobre cooperación penal en casos de detenidos, de información, de personas con pedido de extradición… Es un acuerdo bilateral, firmado en 1998, que por el cual, por ejemplo, hoy está retenido el avión venezolano que venía con tripulación iraní”, profundizó. “Por eso estamos trabajando para que esta información llegue a otros organismo, como la OEA, que también es firmante de esta denuncia”, explicó. “Los Derechos Humanos no tienen ideología. Y no porque seas un dictador de izquierda, podés no respetarlos”, concluyó.

Por su parte, el presidente Alberto Fernández ratificó este domingo que su par de Venezuela, Nicolás Maduro, «está más que invitado» a la VII cumbre de la CELAC que comenzará este martes en la Ciudad de Buenos Aires. Al respecto, Fernández advirtió que la derecha latinoamericana está «muy fuerte» y acusó a un sector de la misma de apelar a la violencia como método «adecuado para combatir la democracia» y «amenazar a la sociedad».