Referentes de la Multisectorial por la Democratización de la Justicia pidieron juicio político para los cuatro integrantes de la Corte Suprema. El argumento para la acusación, según informaron desde la Multisectorial, es el mal desempeño con base en una lista de 10 hechos concretos. Algunos de ellos se atribuyen a todos los integrantes y otros se limitan solo a algunos.

Las acusaciones para pedir la remoción abarcan situaciones como la intervención de Carlos Rosenkrantz en 25 expedientes, donde figuran personas que eran clientes de su estudio antes de llegar al máximo tribunal; como así también el fallo que invalidó la composición del Consejo de la Magistratura y le hizo encabezar ese organismo. También se encuentra la sentencia del «2×1» a favor de genocidas. Entre otros temas, figura la filtración de escuchas claves originadas en la Oficina de Escuchas que depende de la Corte.

El planteo fue llevado a la Cámara de Diputados, donde la Comisión de Juicio Político está presidida Carolina Gaillard, del Frente de Todos. Los asuntos judiciales suelen encontrar obstáculos difíciles de sortear en el Congreso, al menos por ahora, más allá de la contundencia de los planteos.

La presentación, de 28 páginas, encabezada por la Asociación Americana de Juristas, lleva la adhesión de la Asociación Justicia Legítima y la Asamblea Permanente por los DDHH. De manera individual, es apoyada por Adolfo Pérez EsquivelNora Cortiñas y el Padre Francisco Paco Olveira. También, el Instituto Espacio para la Memoria, el Movimiento Ecuménico por los DDHH, la Liga Argentina por los DDHH, el Llamamiento Argentino Judío, entre muchos otros organismos, respaldan la presentación.