El Gobierno oficializó el nuevo esquema de segmentación de tarifas con topes a los subsidios estatales. Sin embargo, los economistas consideran que el recorte no será suficiente y que habrá próximas partidas que quedarán bajo la lupa del ministro de Economía, Sergio Massa, para llegar a la meta acordada con el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Según detalla TN, los economistas coinciden en que el Gobierno precisa de un ajuste de 0,9% si los ingresos del Estado se mantienen como en los últimos 12 meses. De este modo, las erogaciones deberían sufrir un recorte real en su comparación semestral, lo que implicaría un ajuste fiscal casi inédito en los últimos 30 años. 

Desde Equilibra y Ecolatina añaden también que el efecto inflacionario ayudará a reducir en términos reales gran parte de partidas hasta fin de año. Asimismo, más del 40% del gasto indexado (jubilaciones y otras prestaciones) tendrá ajustes también acotados. 

En cuanto a la suba de jubilaciones y otras prestaciones de la ANSES, se reducirán en 0,6% del PBI por efecto de la inflación. Finalmente, los especialistas aseguran que habrá un recorte en las transferencias no automáticas a las provincias.