Tal como estaba anunciado desde la semana pasado, el gobernador Osvaldo Jaldo se reunió hoy con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández. En el encuentro, en el que se abordaron temas vinculados a la seguridad, el mandatario provincial expuso sobre el Operativo Lapacho, destinado a la lucha contra el narcotráfico.

Al respecto, Jaldo dijo que el programa permitió “demostrar resultados concretos, tanto en la seguridad interior de Tucumán, como en las fronteras de la provincia” y resaltó el trabajo conjunto entre la Policía local y fuerzas nacionales.

Respecto de la geografía de Tucumán, explicó que tiene casi 20 ingresos entre rutas nacionales, provinciales y caminos vecinales. “Tenemos varios ingresos por el norte de la provincia, por donde ingresa el contrabando y la droga”, advirtió Jaldo, pero destacó que “coordinando con las fuerzas pudimos poner puestos estables de tal manera de que se pueda hacer un mayor control en lo que tiene que ver el ingreso por la frontera norte de la provincia”.

Durante el encuentro, el Gobernador estuvo acompañado por el ministro de Seguridad, Eugenio Agüero Gamboa; el intendente de Banda del Río Salí, Darío Monteros; y el jefe de Policía, Julio Fernández.

En la continuidad de sus declaraciones, Jaldo aseguró que “esto no se podría haber hecho si no contábamos con el apoyo del Gobierno Nacional y de las fuerzas federales”, y añadió que hubo resultados concretos en el marco del Operativo Lapacho.

A su turno, Anibal Fernández valoró la instalación de un puesto de Gendarmería en Tucumán, considerando que la provincia “nos facilitó un lugar excepcional en Aguilares para tener la concentración de Gendarmería Federal en un espacio”. Para terminar, resaltó los avances del Operativo Lapacho, destacando que “las cuatro fuerzas de seguridad están trabajando juntas”.