En el Boletín Oficial del 3 de agosto se oficializó la reorganización del Gabinete. En su primer punto, Alberto Fernández decidió ceder a una medida que las organizaciones sociales reclamaban. El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), dejará de depender de Desarrollo Productivo. Ahora, pasó a Jefatura de Gabinete, lugar donde el Movimiento Evita tiene influencia.

La misión del organismo es “contribuir al fortalecimiento del sector que nuclea la actividad de cooperativas y mutuales”, que son más de 26.000. Según el ministerio de Economía, la función del INAES se realiza desde cuatro programas que en 2021 sumaron 2.492 millones de pesos: 1.903 millones para promoción, capacitación y fomento; 375 millones para conducción y administración; 180 millones para control de cooperativas y mutuales. Finalmente, 34 millones de pesos para el registro de las cooperativas y mutuales.

Los dirigentes sociales destacan que el traslado de órbita del INAES significó una “jerarquización”. Ya que Desarrollo Productivo, a pedido de Massa, pasó a ser una secretaría bajo su mando. Sin embargo, hay una razón que tiene peso específico propio: al frente de la secretaría de Desarrollo Productivo estará José Ignacio “El Vasco” De Mendiguren.

Un dirigente social, y que cumple funciones en el Gobierno, confirmó la versión de Infobae: “El cambio de área no solo jerarquiza al INAES, sino que evita seguros enfrentamientos con De Mendiguren. Es un hombre que viene de la industria y no entiende idea de mutualismo ni cooperativismos, y esto no es hablar mal del Vasco”.