Luego del incidente ocurrido en un boliche de avenida Néstor Kirchner y calle Lincoln, impulsan un pedido para que el Gobierno reglamente la ley 9.220 que regula la actividad de los «patovicas». El autor de esta solicitud es el legislador radical José María Canelada.

El funcionario también pidió que la comisión de Derechos Humanos de la Legislatura reciba al joven agredido. «Nos preocupa lo que ha sucedido, el hecho puntual, la violencia que quedó registrado por un teléfono. Pero también la desidia que el Estado tiene en relación a los jóvenes», expresó.

«Lo que no se dijo es que existen normas nacionales, provinciales y municipales que vienen a regular la actividad de quienes trabajar en los locales teniendo a su cargo el acceso y la permanencia», añadió.

El legislador hizo hincapié en el rol del Estado a la hora de este tipo de situaciones. «No pueden ser violentos que andan castigando personas en las calles. Y al haber normas, lo que hay es una responsabilidad estatal de que esas normas se cumplan. En Tucumán se demoró tres años en promulgar la ley 9.220 y todavía no fue reglamentada», señaló.