El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) ha señalado que la pobreza se ha incrementado significativamente en el segundo semestre de 2023. Especialmente, entre la población más vulnerable, que son los menores de 14 años. Según el informe, el 58,4% de los niños en el país se encuentran en situación de pobreza. Lo que significa que en sus hogares no se cuenta con ingresos suficientes para cubrir el 100% de sus necesidades básicas.

Lo más alarmante es que esta cifra ha aumentado en 4,2 puntos porcentuales en tan solo un año, ya que el índice de pobreza infantil era del 54,2% en el segundo semestre de 2022. Además, muchos niños han caído en la pobreza extrema durante este período.

Dentro del 58,4% de niños pobres, un 18,9% se encuentra en situación de indigencia. Lo que significa que no pueden satisfacer ni siquiera sus necesidades alimenticias básicas a lo largo de un mes. Este indicador ha empeorado en 6,9 puntos porcentuales en comparación con el año anterior.

Para comprender mejor cómo afecta la pobreza a la población infantil, es importante analizar los números en términos de cantidad de personas. Según el último censo nacional, hay 10.079.357 personas de 14 años o menos en Argentina, de las cuales el 58,4% se encuentra en situación de pobreza, lo que equivale a un total de 5.886.344 niños que viven en hogares donde no se cubren los gastos de una canasta básica.

Además, hay 1.904.998 niños en situación de indigencia, lo que significa que su alimentación es insuficiente. En términos generales, el 31,8% de los hogares en el país se encuentra por debajo de la línea de pobreza, lo que afecta al 41,7% de las personas. Dentro de este grupo, un 8,7% de hogares se encuentra por debajo de la línea de indigencia, afectando al 11,9% de las personas.

Al analizar estos resultados por rangos de edad, se observa que los menores de 14 años son los más afectados. En comparación, la población de 15 a 29 años tiene un índice de pobreza del 47%; la población de 30 a 64 años tiene un 36,8% de pobreza, y la población mayor de 65 años tiene un 17,6% de pobreza.