La relación entre el gobierno anterior, liderado por Alberto Fernández, y grupos mapuches ha generado controversia a lo largo de los años. El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas habría apoyado a familias que reclamaron descendencia ancestral para obtener beneficios estatales. Esta situación resultó en concesiones irregulares, las cuales están bajo la lupa de la Justicia.

La nueva administración de Parques Nacionales está revisando las concesiones otorgadas por la gestión anterior y el apoyo logístico brindado a las comunidades. Algunas de las cuales ocuparon ilegalmente tierras estatales.

El gobierno de Javier Milei busca recuperar las tierras cedidas, anular acuerdos y revisar los reconocimientos del INAI a más de 200 grupos. Recientemente, se anuló un convenio firmado en 2021 que contemplaba la entrega de 2 hectáreas en el lago Mascardi. Ya que se consideró un favoritismo hacia grupos cercanos al poder anterior.

Manuel Adorni, vocero presidencial, anunció la anulación del pacto y reveló que otros casos están siendo investigados por la nueva dirección de Parques Nacionales. Se planea reconstruir la escuela de guardaparques en el predio propuesto para la cesión. Y es que exhotel Mascardi, donde se pretendía fundar el centro de formación, fue demolido debido a vandalizaciones.

El proyecto está en espera de recursos para su ejecución, enfocándose en recuperar la soberanía sobre las tierras en lugar de cederla como en el pasado.