Pese a las resistencias del Frente de Todos, la mayoría de los bloques opositores de la Cámara de Diputados inició esta mañana el debate. Los proyectos proponen oficializar la boleta única como instrumento de votación. Durante la primera jornada de discusión, el oficialismo se mostró en contra de lograr un consenso, y emitir un dictamen, previsto para fin de mes.

La tensa reunión se dio en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, de Justicia y de Presupuesto. El oficialismo convocó a discutir, en paralelo y en el mismo plenario de comisiones; la media sanción del Senado sobre la modificación del Consejo de la Magistratura.

La oposición ignoró la petición y arrancó el debate con argumentos a favor del nuevo sistema. El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Hernán Pérez Araujo, anticipó que son 20 los proyectos de ley presentados.

La diputada Silvia Lospennato, de Juntos por el Cambio, precisó que el 95% de los países del mundo adoptaron un tipo de boleta única. “Las democracias evolucionaron hacia una forma de votación que es más sencilla para el elector; más transparente y fundamentalmente más democrática, porque garantiza que toda la oferta electoral esté en el cuarto oscuro. Esa garantía hoy no está asegurada”, alegó.

Graciela Camaño, del interbloque Federal, también anticipó su apoyo a la instrumentación de la boleta única. “No estamos dinamitando los partidos políticos con este sistema de boleta única; los partidos tendrán que adecuarse al nuevo sistema que beneficia al ciudadano”, enfatizó. El debate se alargará durante todo el mes de mayo.