Perros, gatos, cerdos, pollos, vacas, entre otras especies, ya pueden declararse en estado de alerta. Esto se debe a las dificultades que están afrontando las empresas de nutrición, para pagar materia prima comprada en el exterior. Estiman que, en 60 días faltarían esos productos para los animales.

La situación, está vinculada con la falta de dólares que afronta el país. También fue reflejada en una carta que la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal (CAENA) le hizo llegar al Ministerio de Agricultura, que conduce Julián Domínguez. La misiva también se envió al Banco Central (BCRA) y a los Ministerios de Economía y Desarrollo Productivo.

“Nos dirigimos a usted a fin de informarle sobre la situación crítica que está viviendo la industria de la nutrición animal. A causa de las restricciones vigentes para el giro de divisas a nuestros proveedores de materia prima según las comunicaciones BCRA 7466 y 7532. La imposibilidad, dada la restricción de cupos establecida y la falta de alternativas de financiación están generando quiebres de stocks. Este panorama, torna la situación crítica para la eficiencia de las distintas producciones pecuarias que representamos”, dijo la entidad en la carta.

Las cámaras que compran los balanceados acompañaron con su firma a la misiva que envió la organización. Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia), Cámara Argentina de Feedlot; Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) y la Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP).