El Presidente del comité de adicciones de la Legislatura de Tucumán, Dr. Daniel Deiana continúa su lucha frente a uno de los grandes flagelos que sufren los tucumanos y tucumanas. Hablar de drogas en estos tiempos,reviste una mayor importancia gracias a la Ley de Narcomenudeo impulsada por Osvaldo Jaldo, la cual permitirá implementar medidas reales para lograr erradicar esta problemática.

Por su parte, el Dr. Deiana sostiene que el Estado y la Iglesia deben proveer herramientas y trabajar de manera articulada con diversas organizaciones para combatir entre todos este flagelo. Acompañar a los y las que padecen está enfermedad es el camino para buscar prevención y trabajar desde allí con lo que necesiten las familias y el damnificado.

Articular ideas, generar recursos y aunar fuerzas es el camino que proponemos para salir adelante frente a esta situación. A su vez, los ámbitos educativos, familiares, eclesiásticos, barriales, el deporte, el arte, el diálogo, son espacios de contención que albergan a muchos ciudadanos y ciudadanas que viven su lucha día a día. La responsabilidad está en cada espacio, en como tratar y potenciar a ese ser humano que hoy necesita de estimulaciones y guía para visualizar esperanza en su futuro.