La semana que viene podría haber un nuevo paro de colectivos. Así lo anunciaron desde la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (F.A.T.A.P.). El motivo de la probable medida de fuerza es «la deuda del Gobierno Nacional» para con las empresas.

«De persistir la situación actual, las empresas prestadoras del servicio de transporte público urbanos y suburbanos del Interior del país tendrán que suspender los servicios entre las 22 y las 6», informó la entidad en un comunicado, en el se precisó que «se comenzaría a implementar la próxima semana». De este modo, se le dará «prioridad a los que funcionan en hora pico».

Es por esto que el corte del servicio no sería de manera total, al menos al principio. Dese el organismo denuncian incumplimientos del Estado en la asignación de fondos para garantizar la cobertura mínima.

Además, desde el sector señalaron que los constantes incrementos en el precio del gasoil también son un detonante de esta medida de fuerza. «Lamentamos profundamente los contratiempos que esta medida ocasionará a nuestros usuarios y a la población en general, pero la adoptamos con la convicción de que es la única manera de evitar la paralización total del sistema», expresaron.