El ministro de Economía, Martín Guzmán, confirmó el día de ayer, que el piso del Impuesto a las Ganancias; para los trabajadores en relación de dependencia, se actualizará en función de la evolución de la inflación. El titular de la cartera económica sostuvo que «es lo que razonablemente establece la ley para que el beneficio a los trabajadores. Y es lo que el Gobierno ejecutará».

Esta mañana, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, había planteado la necesidad de que el Gobierno nacional aumentara el piso a partir del cual los trabajadores en relación de dependencia tributan el Impuesto a las Ganancias.

A través de una carta que envió a Guzmán, el titular de la Cámara baja sostuvo que el mínimo no imponible de 225.937 pesos quedó atrasado. Este monto respecto de la evolución de la inflación y la presión sobre los salarios. Por consiguiente, aquellos trabajadores que habían quedado exentos empezaron a tributar.

Según estimaciones de los equipos técnicos de Diputados, el nuevo piso pasaría de 225.937 a 265.000 pesos de remuneración bruta. La nueva cifra surge en base a la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE). Y teniendo en cuenta las actualizaciones salariales acordadas por los trabajadores durante este año.