En las últimas horas, Samuel Eto’o fue encontrado culpable de evasión fiscal y condenado a 22 meses de cárcel en España. Tanto el deportista como su ex representante, José María Mesalles, fueron juzgados y admitieron el delito. 

La Justicia española confirmó que el ex Barcelona realizó fraude fiscal, equivalente a cuatro millones de dólares a Hacienda Pública. Por su parte, el ex representante deberá cumplir una condena de un año de cárcel, aunque ambas penas quedaron en suspenso.

El jugador de fútbol dejó entrever que había sido Mesalles quien cometió el delito y él no tenía nada que ver. Sin embargo, aclaró que se hacía responsable de los cargos. En este contexto, el representante fue querellado por el camerunés, a causa de esta investigación.

Jesús Lastre, administrador de una de las sociedades involucradas en la evasión, fue absuelto. Por su parte, el ex Barcelona deberá pagar cuatro multas de alrededor de dos millones de dólares y el exrepresentante, casi un millón de dólares. 

Puesto que los involucrados no tienen antecedentes penales y abonaron parte de lo defraudado al Estado, la pena quedará en suspenso. La evasión fiscal de la que se lo acusa habría ocurrido en el periodo desde 2006 al 2009, cuando las ganancias de Eto’o aumentaron por los logros en el Barcelona y sus contratos con Puma.