La leyenda y el futuro del tenis chocaron en los cuartos de final del Masters 1000 de Madrid en el duelo generacional que esperaba el tenis mundial. El joven Carlos Alcaraz venció a su compatriota Rafael Nadal por 6-2, 1-6 y 6-3, para avanzar a las semifinales donde lo espera nada menos que Novak Djokovic.

El tenista de 19 años, se quedó con el choque más esperado, en especial por el tenis español. Consumó la victoria tras dos horas y 30 minutos de juego en el estadio Manolo Santana, sobre la cancha de polvo de ladrillo, la especialidad de Rafa, lo que le da un toque especial.

Alcaraz generó preocupación cuando sufrió una lesión en el tobillo que le demandó atención médica. Superó esa situación para imponerse con mucha concentración ante el máximo ganador de torneos de Grand Slam (21) y su máximo referente.

El joven número 9 del mundo obtuvo su primer triunfo ante Nadal, hoy 4 en el ranking, quien aún lidera el historial entre ambos por 2-1.

Djokovic por su parte nunca se cruzó con Alcaraz, por lo que protagonizarán su primer duelo en esta final. Nole accedió derrotando al polaco Hubert Hurkacz por 6-3 y 6-4.