Un incidente fuera de lo deportivo empañó la victoria de Novak Djokovic sobre el francés Corentin Moutet, en el Masters 1000 de Roma. Después de ganar el partido por 6-3 y 6-1, Djokovic se dirigía a los vestuarios y, al detenerse para firmar algunos autógrafos, una botella de agua que cayó accidentalmente desde la tribuna impactó en su cabeza, causándole una herida.

El tenista de 36 años se desplomó y fue atendido por los médicos debido a un corte en el cuero cabelludo que provocó sangrado y necesitó tratamiento. Según informes de Sky Sport de Italia, Djokovic fue escoltado por seguridad privada y llevado a la enfermería para recibir atención médica. Regresó al vestuario con una venda en la cabeza y mostrando preocupación por el incidente.

La policía de Roma investiga las imágenes de las cámaras para identificar al responsable de arrojar la botella y determinar si fue intencional o accidental. Mientras tanto, circuló un video que muestra cómo ocurrió el incidente. Según este video viralizado en redes sociales, la botella se deslizó accidentalmente de la mochila de un aficionado que intentaba conseguir un autógrafo de Djokovic.

La organización del torneo emitió un comunicado confirmando el incidente y mencionando que Djokovic recibió atención médica y ya se encuentra fuera de peligro. A pesar de este lamentable incidente, Djokovic logró vencer a Moutet y avanzar en el torneo, enfrentándose al chileno Alejandro Tabilo en la siguiente ronda.