La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) realizó una dura advertencia. Indicó a varios hoteles qataríes que se les rescindirá el contrato para alojar a los visitantes, si continúan rechazando a parejas homosexuales como huéspedes.

La amenaza del organismo, presidido por Gianni Infantino, fue resultado de una investigación publicada esta semana, en el portal del organismo. En ella puede apreciarse cómo periodistas que se comunicaron con 69 hoteles en la lista oficial de alojamiento recomendado de la FIFA; haciéndose pasar por una pareja gay recién casada, encontraron que tres se negaron a aceptar reservas. Por otro lado, veinte les pidieron evitar las demostraciones públicas de afecto, y 13 no respondieron a sus solicitudes.

Los canales NRK de Noruega, SVT de Suecia y DR de Dinamarca publicaron la investigación. La pieza periodística provocó que la FIFA se comunicara con el comité organizador de Qatar 2022. Y consultar sobre los actos de discriminación por parte de los hoteles oficiales del torneo.

La FIFA confía en que se implementarán todas las medidas necesarias para los seguidores LGBT+ para que, como todos los demás, puedan sentirse bienvenidos y seguros durante los campeonatos”, dijo el organismo rector del fútbol mundial a los periodistas en respuesta a su investigación.

Por su parte, el comité organizador dijo tras las revelaciones que Qatar era un “país conservador” pero que estaba “comprometido a brindar una experiencia inclusiva de la Copa Mundial de la FIFA que sea acogedora, segura y accesible para todos”. Agregó, sin embargo, que tomaría medidas contra los hoteles que no cumplan con sus políticas anti-discriminación.