A sus 46 años de edad, Sergio Maravilla Martínez volverá a subir al ring. Se medirá ante el británico Macalau McGowen, el próximo jueves 27 en el Wizink Center de Madrid y confía en dar un nuevo paso hacia otra chance mundialista a la vez que le puso fecha a su retiro definitivo del boxeo profesional.

En un video compartido en sus redes sociales, el púgil argentino habló de su preparación y su futuro: «Comenzar el año con un combate, a las pocas semanas de iniciado, es algo que me pone muy feliz. Me emociona muchísimo. Intentamos, como equipo, de sentarnos a buscar rivales que me exijan aún más».

«Estoy a una derrota del retiro, y esa es mi motivación. No quiero perder, no quiero retirarme. No quiero perder», reveló. Y siguió: «Quiero disputar el título mundial, quiero ganar el mundial. Quiero pelear contra los mejores. Este combate, el número 60 de mi carrera, es uno más de los que voy a tener en mi récord profesional». 

«Yo sé que todo me está acercando al título mundial. Sé que todo este trabajo que estoy haciendo está enfocado para llegar al título mundial», cerró. El zurdo nacido en Quilmes el 21 de febrero de 1975 está cuarto en el ranking de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), cuyo monarca es el japonés Ryota Murata y el campeón alternativo el cubano Erislandy Lara.

Próximo a cumplir 47 años (el 21 de febrero) y dueño de un destacado récord de 54-3-2 y 30 KO, Maravilla viene de obtener tres victorias en su reaparición tras seis años y dos meses de inactividad. Venció al español José Miguel, al finés Jussi Koivula y al inglés Brian Rose.