El mundial de handball masculino continúa desarrollándose en Suecia y Polonia, y la selección argentina disputó hoy su tercer encuentro perteneciente a la primera fase. Los Gladiadores argentinos llegaron a este partido sin puntos, tras haber sufrido dos derrotas, frente a Países Bajos y Noruega.

En el partido jugado esta tarde, el seleccionado argentino logró recuperarse y venció a Macedonia del Norte por 35 a 26. Las principales figuras del conjunto argentino fueron Diego Simonet, elegido como MVP del match, con ocho tantos en nueve intentos, y Federico Pizarro, con cinco goles en seis tiros. De esta manera, Los Gladiadores consiguieron el primer objetivo planteado: obtener la clasificación a la «ronda principal» del Mundial.

Argentina accedió a la segunda fase por concluir en el tercer lugar del Grupo F, aunque sumando solo 3 puntos. Ahora el seleccionado nacional conforma un nuevo grupo de seis equipos, entre ellos Países Bajos y Noruega, selecciones a las que ya no enfrentará. Los otros tres integrantes y futuros rivales en la «nueva» zona de Los Gladiadores son: Alemania (lo enfrenta este jueves), Serbia (sábado 21) y Qatar (lunes 23).

Para obtener el pasaje a cuartos de final, el seleccionado argentino debe terminar entre los dos mejores del grupo. Algo que parece verdaderamente casi imposible, ya que inicia la etapa con clara desventaja en puntos. El objetivo de Los Gladiadores será tratar de conseguir la mejor ubicación en su grupo para tratar de terminar el mundial en una posición cercana al top 8.