En el día de ayer, después de una audiencia que duró casi cinco horas, la jueza Laura Julieta Casas confirmó que los tres futbolistas de Vélez Sarsfield acusados de abuso sexual seguirán con arresto domiciliario. Los abogados defensores habían solicitado que Abiel Osorio, Braian Cufré José Florentín Bobadilla recuperen la libertad y que puedan regresar a Buenos Aires, desde donde seguirían el proceso.

Después de haber recibido el fallo de impugnación por parte de la jueza Casas, los tres futbolistas de Vélez volvieron al lugar de detención, en la Dirección General de Investigaciones de Tucumán. Establecimiento en el cual permanecerán hasta finalizar los trámites para que puedan acceder al arresto domiciliario estipulado, el cual se extenderá por al menos 90 días.

Las defensas de los jugadores se mostraron en contra de la resolución de la magistrada. «No estamos conformes, pero no quiero decir nada en este momento. Hoy no hay nada más para hacer. Se puede interponer un recurso extraordinario«, expresó la abogada defensora de Osorio, Ileana Bataglia. Por su parte, Ernesto García Biagosch, quien representa a Cufré, subrayó que «no era necesaria la privación de la libertad en la provincia», y también planteó la posibilidad de presentar un «recurso extraordinario» ante el tribunal de impugnación. Además, el abogado reveló: «Hasta que consigamos un domicilio y sea aprobado seguirán en la Brigada»

Es importante aclarar que los cuatro futbolistas denunciados por la periodista tucumana continúan imputados, pero con distintos grados de participación. Cufré y Florentín están acusados de abuso sexual agravado por la participación de dos o más personas, como coautores; mientras que Osorio enfrenta una imputación por abuso sexual simple. En el caso del restante, al arquero uruguayo Sebastián Sosa, en cambio, le endilgaron abuso sexual en calidad de partícipe secundario,motivo por el cual podrá retirarse a su domicilio, aunque deberá cumplir con la obligación de presentarse cada 15 días en Tucumán y tendrá prohibición para salir del país por al menos 90 días. Los cuatro deberán pagar cauciones de 50 millones de pesos.