Aun con la implementación del VAR, los fuera de juegos todavía despiertan polémica en el mundo del fútbol. Si bien están los obvios, en los que no hay lugar a la duda, también aparecen los finos que dejan muchas dudas.

Es por esto que la FIFA quiere reducir al máximo posible los dilemas e innovará en el Mundial de Qatar 2022 con la aplicación de una tecnología de detección semiautomática de offside.

En los últimos meses, el ente trabajó con este avance para trasladarlo al certamen más importante del fútbol. De hecho, se realizaron pruebas en la Copa Árabe y el Mundial de Clubes, lo que ayudará a reducir la toma de decisiones de los árbitros de 70 segundos a 25.

Luego del anuncio del organismo internacional, el jefe de arbitraje, Pierluigi Collina, dio detalles y se mostró entusiasmado por esta nueva herramienta. «Ya está listo. Los oficiales del partido todavía estarán involucrados en el proceso de toma de decisiones. La tecnología semiautomática sólo da una respuesta cuando un jugador está en posición de fuera de juego cuando juega la pelota», aseguró

La tecnología semiautomática hará uso de sensores en el balón, plataformas de cámaras dedicadas de seguimiento múltiple y 29 puntos de datos rápidos sobre los jugadores para ayudar a calcular las posiciones exactas.