Hace dos días atrás, Sebastián Sosa hizo efectivo el pago de los 50 millones de pesos de causión que pidió la Justicia de Tucumán como fianza para su liberación en el caso donde, junto con otros tres futbolistas de Vélez Sarsfield, está imputado por abuso sexual. Antes de partir hacia Buenos Aires, el arquero uruguayo aseguró que es inocente, y ahora tiene la intención de volver a entrenarse con el plantel profesional del «Fortín».

Los abogados de Sosa se mostraron conformes con la resolución de la jueza que entiende en la causa, Laura Casas, y esperan que su defendido se reintegre a los entrenamientos con Vélez en los próximos días. Sin embargo, desde el club de Liniers aún no cambiaron nada y el contrato del portero sigue suspendido. Lo mismo ocurre, claro está, con los otros tres imputados que deben cumplir prisión domiciliaria en nuestra provincia: José Florentín, Braian Cufré y Abiel Osorio.

Como la situación de Sosa es diferente a la de los otros implicados en la causa, sus abogados se pondrán en contacto con el departamento de legales de Vélez para hacer el descargo correspondiente y decirles que su representado está en condiciones de reanudar los entrenamientos. Habrá que ver cuál es la respuesta del club y, fundamentalmente, lo que diga el convenio colectivo de trabajo de Futbolistas Agremiados, más allá de las posturas de las partes.

En el caso de los imputados que deben cumplir con prisión domiciliaria en la provincia, durante 90 días y con tobillera electrónica, los tres residirán en un domicilio del country «La Arboleda», ubicado sobre la Ruta 338, a 17km hacia el oeste de San Miguel de Tucumán. Aunque vale señalar que por ahora, momentáneamente, la situación de los futbolistas presenta algunas diferencias.

El paraguayo Florentín ya pagó la caución de 50 millones de pesos y pudo trasladarse a su nuevo temporal domicilio. Mientras que Osorio y Cufré permanecen detenidos en la ex Brigada de Investigaciones, a la espera de los tiempos judiciales. Esto se debe a un hecho estrictamente burocrático y es que cuentan con una representación diferente a los otros dos jugadores, presentaron los requerimientos más tarde y deberán cumplir con los plazos que disponga la justicia.

A continuación, algunas imágenes del lujoso barrio cerrado donde los tres imputados en un caso de abuso sexual pasarán sus próximos días, a disposición de la justicia tucumana.